Euro podría alcanzar paridad con el dólar en el 2017


Muchos analistas creen que el euro todavía está negociandose en un declive que podría llevar a esta moneda hasta estar cerca de la paridad con el dólar de Estados Unidos en un año. El pronóstico básico para el euro no ha cambiado de lo que han dicho los expertos desde inicios del año 2016, a pesar de que hemos sido capaces de refinar algunos de los niveles de soporte y resistencia que creemos que los operadores deberían ver.

El Euro parece aún estar moviéndose en un gran movimiento correctivo complejo por debajo de su máximo de 2008. En ese escenario, la finalización del patrón de onda de Elliot debe requerir al menos una caída sustancial adicional para alcanzar un bajo más bajo y finaliar la sub-onda [c] de 'Y' (ver gráfico siguiente).



En el futuro, nos gustaría ver que el euro se mantenga por debajo de la resistencia en 1,1671. En los próximos meses, debería tratar de probar uno o más de los niveles de soporte de Fibonacci que se muestran en 1.0250, 0.9590 y 0.9180. Los operadores deberían vigilar el más alto de esos niveles con cuidado, ya que podría coincidir con una prueba del canal de pendiente ascendente de largo plazo que se revela mediante el uso de la herramienta "patrón de cinco puntos" de Barrie Hetirachi. Si se rompe el soporte superior, entonces el siguiente nivel de soporte podría coincidir con una prueba del canal con pendiente descendente más simple que ha guiado el declive desde 2008.

Cuando el Euro finalmente encuentre soporte en algún momento del próximo año, esto podría no significar la corrección que se ha terminado. Puesto que el patrón de corrección ya ha demostrado ser complejo, todavía podría permitirse el lujo de hacer otro rebote seguido por otro bajo más bajo de varios años, muy por debajo de la paridad. Se ha elaborado un camino especulativo para una corrección de mayor duración en el gráfico, pero aún es demasiado pronto para operr con ese escenario. Por ahora, los operadores deberían mantener una mentalidad bajista para los próximos varios meses hasta que al menos uno de los soportes sea puesto a prueba.