Las exportaciones de China continúan disminuyendo debido a la moderada demanda - octubre 2016

Las exportaciones de China disminuyeron por séptimo mes consecutivo en octubre, mostrando pocas señales de un cambio. Las importaciones también decepcionaron debido a que las últimas cifras comerciales plantearon preocupaciones sobre la sostenibilidad del crecimiento en la segunda economía más grande del mundo.

 De acuerdo con los datos de inicio de la semana, las exportaciones cayeron un 7,3% año con año en octubre, superando las estimaciones de una disminución más reducida del 6,0%. Sin embargo, la cifra fue una mejora con respecto a la caída del 10% del mes anterior. Las importaciones disminuyeron un 1,4% a/a en octubre, lo que también fue un resultado mejor que la anterior caída del 1,9%, aunque aún así superó a las expectativas de los mercados que esperaban una caída del 1%. A pesar de la mayor disminución de las exportaciones que las importaciones, el superávit comercial del país aumentó a 49.000 millones de yuanes en octubre, superando los 42.000 millones de yuanes en septiembre, aunque este resultado también estuvo por debajo de las estimaciones de 51.700 millones de yuanes.



La actual debilidad de las exportaciones contrasta con los datos del PMI manufacturero chino, que en los últimos meses ha dado señales de una recuperación en el sector manufacturero. La escasa demanda en el exterior parece estar algo compensada por la demanda interna, que hasta ahora ha permanecido estable.

Mientras tanto, el yuan más débil todavía no ha tenido un impacto significativo en el impulso de las exportaciones, aunque al mirar las cifras en términos denominados en yuanes, ya hay algunas evidencias de que las exportaciones están aumentando. El yuan ha estado alcanzando nuevos mínimos de 6 años durante el último mes, ya que el Banco Popular de China ha permitido que la moneda se deprecie en línea con los movimientos más amplios del dólar. El dólar estadounidense ha ganado alrededor del 4,5% frente al yuan desde el comienzo del año y se cotizaba en torno a 6,78 yuanes el día de hoy.

Un tipo de cambio más débil y un crecimiento global más fuerte proyectado en 2017 deberían ayudar a apoyar la demanda de exportaciones durante el próximo año. Sin embargo, hay otras causas de preocupación que podrían obstaculizar el resurgimiento del comercio chino. Muchos fabricantes están viendo los beneficios reducidos debido al aumento de los costos, y sin un rápido repunte de la demanda, podría conducir a un nuevo estancamiento en el sector.

Mientras tanto, una gran caída en la importación de materias primas indicada en los datos recientes ha generado preocupaciones sobre la fortaleza del sector de la construcción en China. Las importaciones de materiales de construcción como el mineral de hierro y el cobre cayeron bruscamente en octubre en comparación con septiembre, invirtiendo una tendencia positiva de aumento de la demanda en los últimos meses. El creciente sector de la construcción de China, que está siendo apoyado por un mayor gasto del gobierno, ha ayudado a evitar una desaceleración más profunda, mientras que la economía pasa de la manufactura a una economía basada en servicios. 

La economía de China creció un 6,7% a/a en los primeros nueve meses del año, pero esa tasa parece cada vez más difícil de mantener si el desempeño de las exportaciones continúa deteriorándose. A medida que la recuperación de la demanda global se vuelve cada vez más difícil de alcanzar, las autoridades chinas parecen tener una dura tarea de conseguir el equilibrio al intentar sostener la demanda interna sin correr el riesgo de alimentar una deuda y burbujas inmobiliarias.

Fuente: Broker XM